EXPERIENCIA SUPRAFISICA

maxresdefault (1)

Este fin de semana he estado en mi castillo disfrutando una vez más de la noche estrellada. Allí practico algunas meditaciones de experiencias extrasensoriales que en ciertas circunstancias se pueden realizar. Quiso el azar que un sapo pasara delante de mi posición estática invitándome a que le siguiera.

La mejor manera de trabajar la mente en estas circunstancias es la de utilizar nuestra estructura cerebral más compleja y para ello debes introducirte en cierta parte del cerebro del animal que ocupas durante un tiempo limitado. Esta experiencia se puede hacer con otras estructuras como son los vegetales, minerales o soles. El sapo tenía una misión doble, por un lado buscaba comida y por el otro estaba atento a que algún depredador no diera cuenta de tan suculento plato. Yo aproveché la situación.

Curiosamente en estas circunstancias nuestra limitada mente humana, mientras ocupa otro ser sintiente, consigue decodificar un volumen de información infinito. La noche estrellada se convierte en un universo con leyes matemáticas que te transportan del principio al fin de la historia de la existencia que nosotros como humanos desconocemos. El nivel de conciencia deja de ser el habitual con sus limitaciones habituales y llega a transcender lo material y transitorio.

Llegas a ser consciente de una existencia no humana que te lleva a comprender cualquier causa. Todo son sensaciones y te das cuenta que dentro de ti llevas el conocimiento que por medio de la voluntad obtiene respuestas. Nada escrito sirve en esta experiencia, ningún relato puede ayudarte a interpretar, ningún humano se cruza en tu camino, el nacer y el morir son instantes tan intensos como una sencilla respiración.

El tiempo limitado de mi experiencia tocaba a su fin, de nuevo en mi castillo con el cielo estrellado y el sapo había desaparecido. Mi viaje al lugar donde no hay materia había concluido una vez más y el libro de conocimientos adquiridos volvía escrito con más líneas invisibles a los ojos humanos que no quieren ver.

Anuncios